Estudiar o trabajar en el extranjero es una experiencia única, pero a veces, echamos de menos a nuestra familia, amigos, etc. Sentir nostalgia cuando estás en otro país es lo más normal, sólo tienes que saber gestionarla y aquí te damos unos consejos para ello.

1. Cajas con provisiones

La comida española es parte de nosotros, de nuestras costumbres diarias. Estando lejos, todos nos acordamos del jamón, el fuet o nuestros productos típicos, incluso valoramos muchísimo los platos de nuestra casa.

El poder disfrutar de todos estos productos te ayudará a sentirte cerca de los tuyos. Ya no hace falta que dependas de alguien que te envíe la caja desde España, ni tampoco que con el frío y la nieve vayas en busca de productos españoles. Te recomendamos que visites lainboox.com ya que con ellos lo tendrás más fácil y rápido. Además, puedes utilizar el código SINMALETAS10 para poder disfrutar del 10% de descuento en toda su web.

2. El mejor anfitrión

Tus nuevos amigos van a pasar a ser tu familia, esas personas de apoyo y con los que vas a pasar momentos inolvidables, ¡hazles sentir especiales!

Puedes hacer una cena temática española para compartir ese momento de sentirte como en casa con el resto o mostrar nuestra genial gastronomía a los extranjeros. Además, ambienta tu casa con nuestras mejores canciones, seguro que les encantará.

3. Conecta con los tuyos

Usa las redes sociales, skype o incluso facetime para mantener el contacto con tu familia y amigos de siempre. ¡Cuéntales todas tus novedades! Seguro que os sentiréis muy cerca y servirá para acortar esa distancia que existe entre vosotros.

4. Haz de tu casa tu hogar

Pon fotos de tus seres queridos por la casa, de esta forma te sentirás rodeado de de los tuyos.

5. ¡Exprime tu estancia!

No pierdas el tiempo echando de menos o recordando momentos pasados. Con los anteriores consejos es suficiente para que te sientas genial. Ahora lo más importante es que seas consciente de que el estar fuera es una experiencia que te va a acompañar siempre, así que disfrútala y exprímela al máximo. Conoce a nuevas personas, sus costumbres, su idioma  y visita cada rincón de sus ciudades para llevarte un pedacito de todo lo vivido.